¿Qué sucede cuando enseñamos a un aprendiz con el cerebro derecho de una manera con el cerebro izquierdo?


He estado investigando más sobre las preferencias de aprendizaje, el dominio hemisférico (del cerebro) y la correlación entre el desempeño de los estudiantes en la escuela y el dominio hemisférico . Lo que estoy encontrando es más evidencia de que mis creencias durante los últimos diez años pueden ser respaldadas por datos. Para alguien que confía mucho en sus instintos, siempre es maravilloso descubrir que no tengo que recurrir a decir: “¡Creo que esto es cierto porque tengo la fuerte corazonada de que es cierto!”.

Términos aclaratorios

Antes de compartir lo que he estado leyendo, permítanme aclarar un par de cosas para que estemos en la misma página. Una es que no existe tal cosa como un aprendiz totalmente con el cerebro derecho o con el cerebro izquierdo. Aprendemos en varias regiones del cerebro al mismo tiempo dependiendo del tipo de trabajo que estemos haciendo. Pero EXISTE tal cosa como un aprendiz que aprende más naturalmente y mejor en un hemisferio o en el otro . Pero incluso el término "cerebro derecho" no es totalmente exacto porque según Carla Hannaford, Ph.D., neurocientífica, educadora y escritora, hay un pequeño número de personas que tienen el "cerebro derecho funcionando" ubicado en el hemisferio izquierdo de sus cerebros. Entonces, para usar el término que el Dr. Hannaford parece preferir, "aprendiz gestalt" reemplaza a "aprendiz del cerebro derecho".

No viene al caso, realmente, donde está el funcionamiento; lo que es totalmente pertinente es lo que sucede cuando aprende un aprendiz gestáltico (o aprendiz con el cerebro derecho).

El factor de dominancia

En su libro con ese título, la Dra. Hannaford explora “los vínculos entre el lado del cuerpo que favor para ver, oír, tocar y moverse y la forma en que pensamos, aprendemos, trabajamos, jugamos y nos relacionamos con los demás”. Ella detalla los diversos perfiles de los alumnos, comparte cómo aprenden, qué hacen con más facilidad, qué les resulta difícil y qué sucede cuando están bajo estrés. Luego hace sugerencias sobre cómo ayudar a estos alumnos a aprender más fácilmente. (El Factor de Dominio, 1997, Great Ocean Publishers). El libro es fácil de leer, interesante y bastante informativo.

La línea de fondo

Soy uno de esos aprendices de gestalt, así que hojeé el libro y luego estudié el final del libro antes de regresar para encontrar las partes anteriores sobre las que quería saber más. Me ayuda a comprender el final para que pueda absorber los pasos que conducen al final. En su capítulo final, la Dra. Hannaford compartió un estudio que realizó, y mientras leía, una vez más comencé a dolerme por todos los niños que son principalmente estudiantes con el cerebro derecho en un sistema de educación principalmente con el cerebro izquierdo.

En 1990, el Dr. Hannaford realizó un estudio formal para comparar los perfiles de dominio de los estudiantes con los términos utilizados por las escuelas para clasificar y clasificar a sus alumnos. Quería averiguar la relación entre etiquetas como Dotados y Talentosos o Educación Especial y ciertos perfiles .

Para aquellos de nosotros a quienes nos gusta la línea de fondo al principio, lo que Carla Hannaford descubrió fue que “en general, las personas con perfiles de hemisferio lógico dominante [dominante del cerebro izquierdo] estaban fuertemente representadas en la categoría de superdotados y talentosos, mientras que los estudiantes con cerebro derecho o los perfiles sensoriales limitados estaban fuertemente representados en los grupos de Educación Especial”.

En la prueba, los niños superdotados y talentosos tenían un 78 % de estudiantes con el cerebro izquierdo, mientras que solo un 22 % eran estudiantes gestalt o con el cerebro derecho. Los estudiantes "normales" (niños que les va bien en las aulas regulares) se dividieron 60/30 entre los estudiantes con cerebro izquierdo y cerebro derecho. Remedial (niños en el Título 1 y niños con dificultades específicas de lectura) se dividieron aproximadamente 56/44 entre los estudiantes con cerebro izquierdo y derecho. La educación especial era una imagen especular de los estudiantes dotados y talentosos, con solo un 22 % de estudiantes con cerebro izquierdo y el resto con cerebro derecho.

¿Qué revelaron los números?

Mi corazonada es que no es casualidad que los números salieran como salieron. Es lógico suponer que si inserta aprendices con el cerebro derecho en un sistema de educación lógico/secuencial, no les irá tan bien como a sus homólogos lógicos/secuenciales. Esta es la realidad a la que nos enfrentamos. A pesar de todos los estudios que se realizan, todas las investigaciones, todos los nuevos programas y enfoques que se lanzan y promocionan como la respuesta, nada cambia para nuestros niños porque la FORMA en que enseñamos no cambia materialmente. Todavía enseñamos de una manera secuencial y auditiva.

Lo más triste es que hemos estructurado la escuela para llegar perfectamente solo al 15% de nuestros niños.

Según Rita y Kenneth Dunn, hasta el 85 % de nuestros niños son aprendices cinestésicos que necesitan actividades prácticas y movimiento integrado en su aprendizaje. Hay muy pocas técnicas cinestésicas en un currículo escolar tradicional.

El Dr. Hannaford también afirma que alrededor del 52% de los niños no aprenden por medios auditivos, pero gran parte de la enseñanza se realiza a través de lecciones verbales y conferencias. Además, afirma que solo alrededor del 15% de nuestros niños en la escuela aprenden mejor a través de conferencias, pueden lidiar con secuencias de pasos, reglas, mirar y escuchar al maestro y luego tener la capacidad de verbalizar lo que aprendieron. A este 15% le va bien en la escuela, saca buenas notas, le va bien en el SAT, pero, francamente, puede carecer de algunas de las funciones gestalt importantes, como ver la imagen completa, sentir las implicaciones de las ideas o incluso generar ideas nuevas y creativas. ideas

Estrés y aprendizaje

Un factor que exacerba una situación ya difícil es lo que sucede en el cerebro cuando se produce estrés. Si toma a un alumno principalmente con el lado derecho del cerebro y lo coloca en un entorno educativo lógico/secuencial, el resultado será estrés para el niño. El estrés proviene de que se le presente información de manera lineal y secuencial (pasos, reglas para aprender) cuando el niño aprende mejor por medio de imágenes, visuales, patrones, etc.

El fracaso produce estrés en el niño. Cuando un niño está bajo estrés, profundizará más en su hemisferio dominante. Si su cerebro derecho es dominante, bajo estrés tendrá aún menos acceso al hemisferio izquierdo o secuencial lógico. ¿El resultado? Una espiral cada vez más profunda de fracaso.

Cuando pone a los niños en un salón de clases entre los 5 y los 7 años, un momento en que su cerebro derecho se está desarrollando rápidamente, aprender será mucho más difícil para ellos que de otra manera. Es por esta razón que muchos expertos dicen “espere hasta que el niño sea mayor antes de introducir conceptos principalmente del cerebro izquierdo, como la lectura y las matemáticas”. Dudo que esta espera se produzca durante nuestra vida. El enfoque es, de hecho, introducir lo académico cada vez más temprano en el intento de sacar a nuestras escuelas de la espiral descendente del fracaso.

¿Cual es la respuesta?

Child1st existe porque creemos que se PUEDE hacer algo por todos esos maravillosos niños con cerebro derecho. Lo que les falta son las herramientas que brindan a una población de maestros predominantemente del hemisferio izquierdo materiales que integran imágenes, patrones, visuales y otros elementos del hemisferio derecho en el plan de estudios mayoritariamente del hemisferio izquierdo. Nuestra recomendación es comenzar lo antes posible con las imágenes de colores brillantes, con los juegos de aprendizaje visual, para atrapar a los niños antes de que experimenten el fracaso. Diseñamos productos que incorporan elementos que involucran múltiples regiones del cerebro para que a todos los niños les encante aprender.


2 comentarios


  • Susan Tompkins

    I came across your website while searching for schools that teach design beginning in middle school. So far I don’t see any curriculum that promotes art/design as a necessity for life skills such as the sciences. I am teaching art at a private classical school whose focus is on the Greek/Roman/Latin curricula. I am struggling with the intensity of the classwork required while leaving the arts as a bonus if they can afford to add it. Having graduated with a BS in Art Education many many years ago, and watching my second child struggle all through school with the audio learning style that every school uses, I keep thinking…why aren’t there programs that value visual? I mean as a path for life. How many jobs are there where science, biology, and chemistry are used (yes, I know we need Doctors and nurses)…verses the jobs increasingly available for using creative skills? The daughter who struggled, just as did her mother, now home schools. She researches and decides based on each of her sons. All of them are different. All of them learn differently. But schools just don’t seem to want to spend the energy it takes to figure out what you have. I appreciate your publications…but my grandkids that need the help are already in high school. (Different daughter…different grandkids) I am helping mentor the oldest granddaughter who is now in the classical school. She has 10 classes for 5 subjects…she stays up until midnight reading out loud so she will remember what she is reading. Her parents requested dropping something…what they dropped her from is…you guessed it…art! I just wish I could get these administrators to understand. I grew up feeling stupid. And it took me well into my 40’s before I realized I am not. It is just really sad to me…they just don’t get it.


  • Pam

    My son is in 4th grade and I am so frustrated at a system that cannot teach my son. We just heard AGAIN that he is not meeting their expectations — with no offers to help, no solutions, and no admission that they realize he is a different styled learner who isn’t successful sitting in a desk and listening to lectures all day as you write in the blog. He struggles to keep up on a daily basis and the failure mantra is starting to settle in and become acceptance. “Mom, I know I’m an average student.” Well he isn’t. He’s bright and creative and intuitive. And he can learn with proper methods. Our private school is under no requirement to give him accommodations and so we do it there way or we find another school. What kind of school is best for this type of learner?


Dejar un comentario


Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados